Bachillerato Técnico Industrial De La Laguna

HISTORIA



El sacerdote jesuita Carlos de la Torre Uribarren (f) considerando que, para el logro de una autentica Religiosidad era necesario primeramente, que las personas disfrutan de una vida digna, fiel a su Compromiso que dios nuestro señor le asigno, creyó que la manera de lograr una mejor sociedad, era a través de la educación del pueblo y por ello, consciente de la necesidad de apoyar a los jóvenes estratos económicos populares y, con base en la visión de que, la Religión Lagunera crecería a través de la industria, con el apoyo de un grupo de comprometidos torreonenses, fundo el 1 de marzo de 1958, LA ESCUELA TECNICA INDUSTRIAL DE TORREON


Entre los fundadores, se contaba el señor Alfonso Gómez Torres, quien facilito el local en donde, por vez primera se instaló nuestra institución. La vida de nuestra escuela ha transcurrido por varias etapas. Previa a su nacimiento, fue la de investigar cual debería de ser el modelo educativo y, para ello, el padre Carlos acompañado de varios torreonenses entre los que figuraba don Edelmiro , visto diversas instituciones tanto en Saltillo, como en Monterrey y parras.


Una vez que se definió el modelo, se dialogó entre el grupo de consejeros y concluyeron que, en las visitas realizadas a Parras Coahuila, se había conocido al profesor Eleuterio O ´ Valle Serrano y que, este reunía el perfil apropiado para ocupar el puesto de director de la escuela, distinguiéndose por la disciplina y experiencia técnica educativa, que hasta nuestros días, conforma una de las cualidades por las que es reconocido nuestro plantel.


Gracias a las gestiones del patronato ante las autoridades estatales, siendo gobernador don Raúl Madero, se dona un inmueble, que había sido una empresa alemana denominada “La Continental” dedicada a la fabricación de guayule y en el año de 1960, se realiza el cambio del domicilio a las instalaciones que hoy disfrutamos.


La escuela inicia sus labores con la carrera de “Técnico en Combustión Interna”, egresado en el año de 1961, la primera generación con 12 jóvenes.


En octubre de 1962, el “Club Activo 20-30” organiza el” kilómetro de plata Pro Escuela Técnica” y con el producto y la cooperación de la organización americana “Agency International of Development, se amplían los talleres de combustión interna. Acto que se reconoce con la instalación de una placa conmemorativa con fecha del 9 de octubre de 1962. Por ese mismo tiempo, con la donación económica de una asociación alemana, se equipan los talleres de máquinas herramienta.


El 9 de julio del año 1963, se concede el permiso 8931, expediente 258775 por parte de la secretaria de relaciones exteriores, para conformar como asociación civil, al patronato y escuela, el 12 de septiembre se constituye como tal, inscribiéndose en el registro público de la propiedad del 4 de octubre de 1963, siendo integrado por los siguientes socios: Mauro de la Peña, Lic. Manuel de la Peña, jr., Ing. Rafael Ramírez, Ing. José Jiménez, Roberto Arias, Alfredo Sanvicente, Lic. Salvador Sánchez y Sánchez, Lic. Edelmiro F. Morales Leal, Ing. Carlos Martin del Campo, German González Navarro, Moisés Miranda, Lic. Raymundo Córdova Zúñiga, Ing. José Berliansky, Ramiro Arias y Prof. Eleuterio O valle


En julio de 1964, egresa la primera generación de técnicos aparatistas, con nueve alumnos.


El 18 de diciembre de 1965, se publica en el periódico oficial del estado, el decreto no. 106, firmado por don Braulio Fernández Aguirre, gobernador del estado , en el que se informa la cesión al patronato de la Escuela Técnica Industrial de Torreón, del inmueble correspondiente a la ex empresa la continental, con una extensión de 20000 metros cuadrados, a título gratuito y, el 16 de julio de 1966, don Braulio Fernández Aguirre firma las escrituras de la cesión de este terreno al patronato de la escuela.


En 1966, egresa la primera generación de Técnicos en Maquinas Herramientas con doce alumnos y, en 1967, la primera generación de Técnicos Electricistas conformada por ocho alumnos.


Es muy justo mencionar que, en esta época, respondiendo a la convocatoria del padre Carlos, las señoras Rosa María Ortiz de Bredé y Virginia H. de Franco ejercieron un dinámico liderazgo mediante el cual, integrando un numeroso grupo de damas, durante muchos años, aportaron a través de actividades muy variadas, un apoyo económico sumamente importante.


El 25 de diciembre de 1972, el padre Carlos de la Torre Uribarren , es llamado por Dios nuestro padre, a gozar del premio por su incansable labor.


Acompañado al padre Carlos de la Torre, en los últimos años de su vida, se incorpora el también sacerdote jesuita David Hernández García, quien continuó incasablemente la labor durante más de quince años, generando el desarrollo educativo con la dotación de equipo e incrementando el número de benefactores para apoyar a más alumnos becados.


El 12 de agosto de 1999, muere el Prof. Eleuterio O´ valle Serrano, quien durante más de cuarenta años, guio el desarrollo de la institución. El profesor Arturo Siller Cedillo, quien se desempeñaba como subdirector de la institución, interinamente ocupa la dirección de la institución durante la enfermedad del profesor Eleuterio y, antes de la muerte de éste, es nombrado director del plantel, el 7 de junio de 1999.


Como director asume el reto de adecuar la institución, a las demás de la postmodernidad y, con el apoyo indispensable del ingeniero francisco Castro Bernal, presidente del patronato en aquel momento, logra que el 14 de junio del 2000, crezca la vida académica, al autorizar la Secretaria de Educación y Cultura del estado, la incorporación del plan de estudios de bachillerato a las carreras técnicas y, a partir de ese momento, a la escuela se le denomina “Bachillerato Técnico industrial de la Laguna”.


Gracias al nuevo enfoque, por el cual, nuestra institución egresa bachillerato técnicos, crece el alumnado, por lo que, siendo presidente del patronato don Edelmiro F. Morales Leal logra por medio de sus gestiones, la construcción de dos obras muy necesarias; la primera, para atender la demanda del alumno mediante un nuevo edificio que comprende seis aulas y una unidad de sanitarios, donado por el h. ayuntamiento municipal, encabezado en aquel momento, por el señor licenciado José Ángel Pérez Hernández y, la otra, para el bienestar del alumnado, un moderno módulo de cafetería obsequio de la empresa “lala” , ambas obras fueron entregadas en ocasión del quincuagésimo aniversario de la institución.


Bajo el liderazgo de Don. Edelmiro, se logró la infraestructura y autorización de una nueva carrera que inició en Agosto del 2013, denominándosele Técnico en Servicios Informáticos y Computacionales y, ante el crecimiento de la población estudiantil, en Septiembre de este año 2013, se inició la construcción de cuatro aulas más, las cuales serán inauguradas, el 1 de marzo del presente año, fecha en la que se conmemora el quincuagésimo sexto aniversario de fundación.


Es necesario insistir que el nacimiento y desarrollo de la Escuela Técnica Industrial de Torreón ha sido posible, gracias a la filantropía de muchas damas y hombres quienes, han sido cimiento firme para su existencia. En la actualidad, el comité del patronato es presidido por varios ex alumnos a saber: el señor Víctor Dabdoub Abularach , presidente; Ing. Miguel Ángel Villareal Soto, vicepresidente y el Ing. Juan Antonio Hernández Cruz como tesorero. Así mismo, se cuenta con otras personas que se distinguen por su participación en la industria y vida cívica, manifestándose con compromiso cristiano y respaldo el plan de desarrollo institucional en unión con el director de la institución, persiguiendo metas precisas


El plan de desarrollo institucional contempla diversas obras como: el cambio de techumbre de los talleres, la construcción de un nuevo taller eléctrico y de un campo de fut bol. Todo lo anterior, independientemente de la adquisición y renovación de equipo para las cuatro especialidades, tratando con ello, de responder a las demandas de la era de la sociedad del conocimiento.


Es necesario reconocer que esta gestión educativa se realiza gracias a la colaboración cotidiana y entusiasta del personal que apoya la función directiva del profesor Arturo Siller Cedillo, comprometidos con la misión y valores de la institución y que está constituido por cincuenta y tres docentes, incluidos dos en funciones codirectivas, ocho administrativos y nueve trabajadores de intendencia, quienes prestan sus servicios conscientes de que con trabajo y cooperan en la forja de una nación que compite con éxito en el conglomerado mundial.


Así, nuestro plantel, hoy conocido como Bachillerato Técnico Industrial de la Laguna continúa su presencia en nuestra región, colaborando en la educación de la juventud que tanto amó el padre Carlos de la torre Uribarren y, por cuya bendición desde el cielo, se prolonga la vida de esta institución


A lo largo de su existencia, la escuela ha egresado a sus cuarenta y dos generaciones de técnicos más de tres mil profesionistas. De estos, muchísimos se han destacado al desempeñar puestos de suma importancia, tanto en la vida social, industrial y en instituciones educativas. El prestigio de nuestra escuela ha traspasado las fronteras, siendo, que, en múltiples casos, los ex alumnos se han caracterizado por su alto desempeño en empresas tecnológicas de gran reconocimiento a nivel mundial.


En los últimos años, con base en el plan curricular del bachillerato técnico, ha egresado 15 generaciones, las que han tenido la oportunidad de trabajar en la industria y continuar con sus estudios en el nivel superior, sobre todo, en las áreas de ingeniería.


Actualmente se brinda educación a 800 jóvenes dentro de las cuatro especialidades técnicas. En julio de este año, se contara con una egresión de 233 bachilleratos técnicos, de los cuales, 78 se titularan como Técnicos en Máquinas de combustión interna; 31 en la especialidad de Máquinas herramienta; en la de electricidad 29 jóvenes y en la de servicios computacionales informáticos 95.


El desarrollo tecnológico que se manifiesta cada vez, de manera más asombrosa, representa en reto para EL BACHILLERATO TECNICO INDUSTRIAL DE LA LAGUNA, el cual, habrá de enfrentarlo con el mayor de los éxitos, gracias al compromiso de la comunidad educativa, al respaldo de la ciudadanía torreonense a través de los redondeos, de las aportaciones particulares de muchos laguneros y de las empresas que cumplen solidariamente con su responsabilidad social de manera ejemplar.